Enrique Ponce corta una oreja después de una gran faena en Beziers

11/08/2018 Beziers (Francia)

Balance: silencio, oreja y silencio tras aviso

Ganadería: Garcigrande

Enrique Ponce ha sido el triunfador del mano a mano con el que se ha abierto esta tarde la feria francesa de Beziers al cortar la única oreja de la tarde. El torero ha sido superior a los tres toros que lidió y aprovechó la mejor condición del segundo de su lote para hacer una gran faena que bien podía haber merecido mayor premio.

El primero de la tarde fue un toro sin entrega con el que Ponce tuvo que ponerlo todo de su parte para sacarle todo el rendimiento posible.  Cuidó al toro, lo hizo todo a su favor y basó la faena en la mano derecha, tirando de su magistral técnica para mantenerlo de pie. Al final del trasteo quedó claro que poco más se podía hacer con este primer y mediocre enemigo.

En el segundo hizo ese milagro tan habitual en Ponce de inventar una faena de donde nadie podía preverla. La muleta del maestro ejerció su prodigio sobre este Garcigrande y construyó una faena inmensa, mostrando sus galones de máxima figura del toreo. Fue una labor de ligazón y temple infinito, además de una gran belleza. Remató de una buena estocada y cortó una oreja después de escuchar un aviso.

El último de su lote fue un toro sin fuerza y sin fondo con el que lo intentó, pero no tenía enemigo a la altura. Hizo todo el esfuerzo por sacarle faena, pero resultó misión imposible.

Fotos: Julio Maza