Oreja para Ponce en la Glorieta

16/09/2018 Salamanca

Balance: oreja y ovación

Ganadería: Garcigrande

Enrique Ponce ha dado una lección en Salamanca, donde no ha logrado abrir la Puerta Grande, pero ha dejado constancia de su magisterio, cortando una oreja a su primero y siendo muy superior a su lote.

De este modo refleja la actuación de Ponce Mundotoro.com:

Rompió plaza un toro que salió sin celo y echó la cara muy arriba en el caballo. Arrolló en banderillas. En la muleta hizo como en el capote, que tuvo poco celo y Ponce lo sobó con paciencia sin quitarle la muleta de la cara. Ahí el toro embistió con nobleza. Cada vez que quiso irse tras un pase, el valenciano lo buscó con cuerpo y muleta. Como tuvo la raza justa, pues terminaba el muletazo yéndose. Pero Ponce, lo entendió perfecto y lo ligó suave y largo en una faena paciente. El final, con la pierna flexionada muy torero. Espadazo y oreja.

Basto de tipo, el castaño cuarto le hizo un extraño feo por el pitón derecho en el capote a Enrique Ponce. Cumplió en varas bien y arreó fuerte en banderillas. Tuvo mucha movilidad y más raza que bravura. Ponce quiso imponerle un ritmo que el toro no tiene, a pesar de ser buen toro, pero exigente por la raza. A mitad de faena, el toro se va cerca de chiqueros y la faena decae. Y el toro. Poncina final con un toro exigente. Tras tres pinchazos, escuchó dos avisos y saludó una ovación.

Fotos: Julio Maza