Aficiones

Golf

El golf es un deporte que descubrí hace unos seis años y me encanta practicar. Lo compararía con el toro en que siempre se ha dicho que el golf es el deporte de la humildad porque un día juegas muy bien y otro juegas muy mal. Pasa como en el toro, donde hay que tener también los pies en la tierra porque un día puedes estar muy bien y otro sale un toro que te parte todos los esquemas.

En el golf la concentración, al igual que en el toro, es fundamental. Es un deporte muy compatible con el toreo. Porque ejercitas tu mente a mantener la concentración y porque estás en contacto con la naturaleza.

Lo bonito del golf es ese olor a la hierba recién cortada y esa sensación de contacto que se tiene cuando le pegas a la bola y ves que vuela y que la pones donde más o menos quieres que vaya. Es una sensación bonita que engancha mucho. Además, puedes practicarlo hasta que te mueras.

Todo eso ha hecho que me haya enganchado al golf. He tenido que me han ayudado mucho a descubrirlo y a ponerme con un swing que es bueno y fundamental para avanzar. También destacaría que es un deporte que nunca llegas al final, no te lo acabas.

Hay veces que he jugado antes de torear y además se me ha dado bien cuando lo he hecho. Cuando he ido a torear a una ciudad con un campo de golf cerca y si he llegado con tiempo, me levanto a las nueve y dedico la mañana a jugar un poco. Me sirve para hacer un poco de ejercicio y para no estar metido en la habitación todo el rato.

Los días de corrida no lo suelo hacer, pero alguna vez lo he hecho y me ha ido bien. Otras veces el cuerpo me pide estar en la habitación concentrado.

[huge_it_gallery id=”4″]

Fútbol

Ha sido mi deporte de toda la vida, siempre he jugado al fútbol, desde niño y además pienso que de no haber sido torero me podía haber dedicado más de lleno al fútbol porque la verdad es que siempre se me ha dado bien, tenía facilidad y habilidad con el balón.

Llegué incluso a estar federado en Navas de San Juan y jugué algún partido de preferente en el año 1994. Ha sido un deporte que he practicado mucho y que me encanta. Lo que pasa es que con la edad sí se va notando. Todavía puedo y me quedan muchos partidos que jugar, si Dios quiere, pero lógicamente a partir de los 35 años cuesta un poquito más. No es igual que cuando tienes 20 años.

En Cetrina tengo un campo de fútbol siete donde jugamos de vez en cuando. Siempre he jugado campeonatos también de fútbol sala. En fin, ha sido mi deporte preferido.

futbol02

Esquí

Es una afición que se ha despertado en mí un poco tarde. Antes, por el miedo de una caída, no me atrevía a hacerlo y últimamente sí porque me atrae mucho y veo que no es tan peligroso si se hace de una manera tranquila, si no abusas de la confianza.

Físicamente es un ejercicio muy bueno porque te pone las piernas fuertes. También es muy bonito compartirlo con amigos y con tu mujer. Vas a lugares muy bonitos y disfrutas del pre y post-esquí, que son muy agradables.

Es una sensación bonita la de deslizarse sobre la nieve, es una experiencia muy satisfactoria ver cómo controlas los movimientos y cómo vas a una cierta velocidad que te transmite sensaciones muy buenas.

[huge_it_gallery id=”5″]