Cambio de mano

Forma parte de mi personalidad y mi toreo. Siempre lo he hecho y creo que lo he adaptado a mi forma y la gente lo espera. Hay dos tipos: una en la que cuando ya ha pasado el toro tu muleta cae con cierto desdén, y otro en el que va más toreado, lo llevas como si fueras a dar el pase de pecho, y entonces cambias la muleta de mano y se convierte casi en un circular.

Lo bonito del cambio de mano es que tu cuerpo acompañe el muletazo y el toro se enrosque en la cintura.

Para que se entienda, el cambio de mano comienza como el pase de pecho con la mano derecha, pero llega un momento en el que cambias la muleta a su mano izquierda y prolongas la embestida del toro, enroscándolo en la cintura.

 

PASE DE PECHO <
> MOLINETE