Chicuelina

Hay veces que trataría de hacer más quites por chicuelinas pero no los hago porque para mí dar una chicuelina no es esperar a un toro que viene arrancado y darle el cambio. Así no la siento y no me sale.

Para dar la chicuelina me gusta ponerme de frente, engancharlo delante y traerlo toreado. Como si fuera a pegar una media, lo llevo toreado y no me gusta pegar el manotazo al suelo, pero sí que el capote se enrolle en mi cintura, no en el codo o en los hombros.

Me gusta llevarlo toreado y metérmelo en la cintura. Hay una versión que consiste en pegar el manotazo al suelo, pero no me gusta. Prefiero darlas bajitas pero llevarlo toreado.

DELANTALES <
> DOBLONES COMIENZO