Media

Igual que para la verónica. Como dice la palabra es una verónica que se queda en la mitad: media-verónica. Me gusta hacerla de dos formas: abriendo el compás y con los pies juntos.

Del mismo modo que en la verónica, necesito traerme al toro toreado, metido en el capote, enganchado desde delante, y para eso, como ya expliqué en ese lance, tiene que cogerme el capote.

Pero sobre todo procuro siempre mantener la verticalidad porque esa es una de las cualidades de mi Tauromaquia. Entiendo el toreo de una manera estética: acompaño con la cintura más que quiebro. Mantengo la verticalidad en el trazo y meto los riñones pero acompañando con la cintura.

 VERÓNICA <
> LARGA