Roblesina

Se llama así porque quien le imprimió sello propio fue Julio Robles. Me gusta hacerlo en honor a él. Es un circular que cuando termina, sacas la muleta por arriba y vuelves a enganchar con otro.

Más claro, pegas el circular, vacías al toro por la cadera suya y enganchas otra vez sin moverte. Lo bonito es hacerlo ligado y tres o cuatro veces. Las que se puedan, porque el toro en ese vacío en el final del muletazo cada vez te aprieta más y cada vez lo tienes más encima.

Tuvo mucho éxito cuando lo hice en México la primera vez. Es un homenaje a Julio Recuerdo una vez que lo hice al toro que le corté el rabo en Salamanca. Julio estaba en una barrera, lo miré y se lo hice para él cuatro veces. Cada vez que lo hago me acuerdo de él.

 

TRES EN UNO <
> DOBLONES FINAL