Verónica

Con el capote trato de enganchar al toro delante, no sé torear a la verónica pegándole un cambio al toro. Siempre procuro enganchar delante y con la mano de fuera traerlo toreado en los vuelos y mecerme con él. Por eso al toro que no ayuda no lo puedo torear a gusto a la verónica, porque necesito un toro que me coja los vuelos.

Entiendo el toreo con el capote igual que con la muleta: enganchando y llevando toreado al toro. Hay otros toreros que tienen más habilidad con esto y cuando vienen hacen así y le pegan un capotazo al toro y yo no sé hacer eso. Yo lo tengo que enganchar y una vez que lo tengo ya estoy a gusto.

Cuando viene un toro arrollando y no me coge los vuelos me cuesta más torear a la verónica. Es por ese concepto de enganchar y llevar.

MEDIA